Hoy es: Domingo, 23 de Febrero de 2020
inicio

Reseñas:
Ediciones del 2002




Con el nombre de Lengua y cultura Mayas organizamos un simposio que se desarrolló en el marco del IV Congreso Internacional de Mayistas. En esa ocasión se presentaron y discutieron los trabajos que hoy, con los cambios sugeridos en aquellas discuciones, reunimos en este volumen. Las contribuciones, de una u otra forma, cumplen con el propósito que nos propusimos al organizar el simposio: dar cabida a una serie de trabajos que fueron resultado de investigaciones realizadas desde diferentes disciplinas, enfoques y tendencias en el campo de la cultura maya.

Regresar


The Mesoamerican ballgame was no ordinary sport. It was a contest of breathtaking athletic skill and a ritual spectacle in wich the struggle between the opposing forces of day and night, good and evil, life and death was enacted by the teams on the ball court. Although the games varied from place to place and through time, all shared two uniquely Mesoamerican innovations: team participation as opposed to individual competition, and a ball made of boucing rubber.

Published in conjunction with the Mint Museum of Art and an exhibition touring the United States, The Sport of Life and Death brings together a range of works of art related to the ballgame, from tiny jade carvings of the Olmec depicting their player kings to the ring-shaped stone goals from Aztec ball courts. Essays by leading authorities on Mesoamerican art and culture discuss all aspects of the ballgame, such as the natural history of rubber, the magnificent architecture of the ballcourts, the extraordinary equipment worn by the players, the complex religious symbolism and ritual elements of the games, and descriptions of versions still played today in Mexico.

A way of attempting to impose order on an unruly universe, as well as a lavish entertainment accompanied by music, dance, and drama, the ballgame was one of the defining features of Mesoamerican culture and can truly be called The Sport of Life and Death



Con estos indicadores socioecónomicos el Instituto Nacional Indigenista responde a una demanda fundamental para dar cuenta de las condiciones de vida y la distribución en la República mexicana de los más de 62 pueblos indígenas que conforman el mapa de su diversidad étnica.
A través de información estadística presentada a nivel municipal y de localidad sobre su dinámica demográfica, aspectos educativos, empleo e ingresos, religión y características de sus viviendas , se ofrece una base indispensable para conocer e identificar los principales asentamientos en que viven y para la planeación de su desarrollo. Con el resultado de este trabajo de construcción y análisis de información sociodemográfica el Instituto Nacional Indigenista, con el apoyo del Consejo Nacional de Población, una vez más cuenta de su compromiso con los pueblos indigenas de México

Regresar


Hablar de la península de Yucatán es, en buena medida, hablar de los mayas. Y ello significa referirse al segundo pueblo mesoamericano de México en términos numericos, y a los herederos de la que es considerada por muchos como la civilización más deslumbrante de la America precolombina.

En efecto, entre las regiones indígenas de México, la peninsula de Yucatán ocupa un sitio de privilegio por lo que a riqueza humana y cultural toca. Asiento de uno de las etnias más numerosas de la familia lingüística maya (que incluso tomó de ella su nombre), la arbitraria división en tres estados de la República Mexicana—Campeche, Yucatán y Quintana Roo—mal oculta la existencia de una matriz culturalcomún de antigua y recia raigambre mesoamericana.

Regresar


Uno de los grupos indígenas más importantes de México, en cuanto a número de habitantes (alrededor de 1,490,000 habitantes) es el maya, que se localiza en los estados de Yucatán, Campeche y Quintana Roo. La lengua maya también es hablada cotidianamente por grupos mestizos de Yucatán y Campeche.
Este libro compila narraciones que unifican creencias de los grupos mayas. Los temas comprenden los mitos de la creación y leyendas sobre fenómenos y seres sobrenaturales, de cuya representación y actuación depende la vida del hombre.

Regresar


En este libro el autor nos presenta un enorme cúmulo de datos que se derivan de un prolongado e íntimo contacto con sus informantes. Consecuencia de ello es que uno sienta un alto grado de confianza respecto a las hipótesis y conclusiones que adelanta y que son, a menudo, de una penetración y detalle impresionantes. Se presentan transcripciones musicales con sus correspondientes análisis; se habla extensamente sobre los contextos culturales de los hechos que estudia, con explicaciones muy detalladas acerca de la forma de comunicación del repertorio maya con los poderes sobrenaturales.
Oraciones empleadas en los ritos de la milpa y pronunciados en lengua maya. Tradiciones antiguas acompañadas por su respectivo género musical. Eventos y transcripciones musicales bajo su contexto cultural conforman el presente volumen

Regresar


En este pequeño cuaderno escribimos algunas de las palabras de los antepasados, de nuestros ancianos y ancianas. Aquí escribimos como vivieron y sufrieron la esclavitud y la guerra de castas, como hacían sus fiestas, como adoraban a Dios y como se respetaban entre ellos.
A todos los que van a leer este cuaderno les decimos que en realidad son cinco cuadernos que les ofrecemos y en ellos les presentamos muchas cosas buenas que recibimos de nuestros antepasados, porque no queremos que se pierdan ni se olviden. Al contrario queremos recordar y reforzar todo lo bueno que nos dejaron. También para que en nuestras manos y en nuestros corazones tengamos la vida que nos entregaron y la sigamos celebrando en nuestras tradiciones y así tengamos más vida y bendición de Dios.
Son cinco cuadernos porque ese es el número de los puntos cardinales, o sea los puntos principales que marca el Señor Sol para orientarnos en el mundo. Semejante a otras culturas, según los mayas cada rumbo o punto cardinal tiene un color que lo simboliza, según su relación y su influencia en nuestra vida. Recordemos también que es la mezcla de los colores la que hace la luz que necesitamos para vivir y caminar.
Este cuaderno es negro porque ese es el color del poniente, lugar donde el Señor Sol se va a descansar todos los días; y es por ahí donde se van también nuestros abuelos y abuelas a descansar el día que Dios, nuestro sol los llame con Él. El negro es el mejor color que tiene nuestra Madre Tierra, cuando es más fecunda. El negro representa al mismo tiempo el descanso de la muerte en el seno de la Tierra y el descanso diario de la noche. Es el color que señala la hora de juntarnos alrededor de la candela o en el parque a conversar y a escuchar las historias de los abuelos y abuelas para después ir a dormir en los brazos de la Madre Tierra y bajo el cuidado de la Abuela Luna.
Pensamos que uno de los mejores frutos que podremos cosechar de la lectura y de la reflexión de estos cuadernos será el que los lectores nos animemos a seguir recuperando nuestra historia personal, familiar y comunitaria para que así comencemos a ser activos constructores de nuestra propia historia.

Regresar



En este pequeño cuaderno escribimos algunas de las palabras de los antepasados, de nuestros ancianos y ancianas. Aquí escribimos como vivieron y sufrieron la esclavitud y la guerra de castas, como hacían sus fiestas, como adoraban a Dios y como se respetaban entre ellos.
A todos los que van a leer este cuaderno les decimos que en realidad son cinco cuadernos que les ofrecemos y en ellos les presentamos muchas cosas buenas que recibimos de nuestros antepasados, porque no queremos que se pierdan ni se olviden. Al contrario queremos recordar y reforzar todo lo bueno que nos dejaron. También para que en nuestras manos y en nuestros corazones tengamos la vida que nos entregaron y la sigamos celebrando en nuestras tradiciones y así tengamos más vida y bendición de Dios.
Son cinco cuadernos porque ese es el número de los puntos cardinales, o sea los puntos principales que marca el Señor Sol para orientarnos en el mundo. Semejante a otras culturas, según los mayas cada rumbo o punto cardinal tiene un color que lo simboliza, según su relación y su influencia en nuestra vida. Recordemos también que es la mezcla de los colores la que hace la luz que necesitamos para vivir y caminar.
Este cuadero es amarillo porque ese es el color del sur, punto cardinal que representa el lugar de donde viene la energía, la fuerza que renueva la vida. En este cuaderno vamos a encontrar varias enseñanzas importantes que nuestros mayores nos dejan a través de cuentos y otras historias, y que nos pueden ayudar para que tengamos una vida mejor, para no decaer y seguir siempre adelante.
Pensamos que uno de los mejores frutos que podremos cosechar de la lectura y de la reflexión de estos cuadernos será el que los lectores nos animemos a seguir recuperando nuestra historia personal, familiar y comunitaria para que así comencemos a ser activos constructores de nuestra propia historia. Confiamos también en que un día no lejano, con el esfuerzo de todos, cuando sea más la gente que sepa leer y escribir en maya, entonces estas enseñanzas se estarán escribiendo y disfrutando aún más, en su idioma original, en nuestra lengua materna.

Regresar


En este pequeño cuaderno escribimos algunas de las palabras de los antepasados, de nuestros ancianos y ancianas. Aquí escribimos como vivieron y sufrieron la esclavitud y la guerra de castas, como hacían sus fiestas, como adoraban a Dios y como se respetaban entre ellos.
A todos los que van a leer este cuaderno les decimos que en realidad son cinco cuadernos que les ofrecemos y en ellos les presentamos muchas cosas buenas que recibimos de nuestros antepasados, porque no queremos que se pierdan ni se olviden. Al contrario queremos recordar y reforzar todo lo bueno que nos dejaron. También para que en nuestras manos y en nuestros corazones tengamos la vida que nos entregaron y la sigamos celebrando en nuestras tradiciones y así tengamos más vida y bendición de Dios.
Son cinco cuadernos porque ese es el número de los puntos cardinales, o sea los puntos principales que marca el Señor Sol para orientarnos en el mundo. Semejante a otras culturas, según los mayas cada rumbo o punto cardinal tiene un color que lo simboliza, según su relación y su influencia en nuestra vida. Recordemos también que es la mezcla de los colores la que hace la luz que necesitamos para vivir y caminar.
Este cuaderno es blanco porque es el color del norte, de donde viene el frio y la enfermedad. Por eso aquí podemos encontrar algunos consejos importantes para cuidarnos de los malos vientos y otras cosas que nos pueden hacer daño a nosotros, a nuestros animalitos y a nuestras plantas. Después nos encontraremos algunas recetas de medicina de yerbas. También los abuelos y abuelas nos dicen cómo respetar a todas las personas y a ls difuntos y a la madre naturaleza para que así tengamos una vida mejor.
Pensamos que uno de los mejores frutos que podremos cosechar de la lectura y de la reflexión de estos cuadernos será el que los lectores nos animemos a seguir recuperando nuestra historia personal, familiar y comunitaria para que así comencemos a ser activos constructores de nuestra propia historia. Confiamos también en que un día no lejano, con el esfuerzo de todos, cuando sea más la gente que sepa leer y escribir en maya, entonces estas enseñanzas se estarán escribiendo y disfrutando aún más, en su idioma original, en nuestra lengua materna.

Regresar


En este pequeño cuaderno escribimos algunas de las palabras de los antepasados, de nuestros ancianos y ancianas. Aquí escribimos como vivieron y sufrieron la esclavitud y la guerra de castas, como hacían sus fiestas, como adoraban a Dios y como se respetaban entre ellos.
A todos los que van a leer este cuaderno les decimos que en realidad son cinco cuadernos que les ofrecemos y en ellos les presentamos muchas cosas buenas que recibimos de nuestros antepasados, porque no queremos que se pierdan ni se olviden. Al contrario queremos recordar y reforzar todo lo bueno que nos dejaron. También para que en nuestras manos y en nuestros corazones tengamos la vida que nos entregaron y la sigamos celebrando en nuestras tradiciones y así tengamos más vida y bendición de Dios.
Son cinco cuadernos porque ese es el número de los puntos cardinales, o sea los puntos principales que marca el Señor Sol para orientarnos en el mundo. Semejante a otras culturas, según los mayas cada rumbo o punto cardinal tiene un color que lo simboliza, según su relación y su influencia en nuestra vida. Recordemos también que es la mezcla de los colores la que hace la luz que necesitamos para vivir y caminar.

Regresar


En las últimas décadas se ha notado un importante avance en la creación literaria en la lengua maya, por ello el Indemaya está impulsando estos trabajos a través de una serie denominada Voces Mayas Contemporáneas. Este primer número contiene narraciones escritas por Vicente Canché Moo, un joven oriundo de Halachó, Yucatán. Ha sido ganador en dos ocasiones del Concurso de Literatura Itzamná que actualmente se realiza en Yucatán. También ha sido becario del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes como escritor en lengua maya. Estas narraciones no sólo entretienen, también encierran un mensaje para que no nos suceda lo que al ingenuo, al valiente, al incrédulo, al bebedor, al cazador, sobre la manera de tener una mejor relación con nuestros semejantes y muchas cosas más.

Regresar


La organización social es una expresión del proceso cultural de cualquier sociedad. Está inmersa en la colectividad por el simple hecho de que forma parte de las actividades de la gente en su quehacer cotidiano. Ningún ser humano que forme parte de una sociedad, por simple o compleja que sea, está al margen de la organización social.

En el área maya, la organización social de los grupos que han ocupado y aún habitan esta zona ha sido documentada y estudiada por diferentes investigadores. En junio de 1999, un numeroso grupo de estudiosos de la cultura maya se reunieron en Palenque para intercambiar opiniones, expresar puntos de vista y presentar sus resultados sobre la organización social pretérita y contemporánea. La presente Memoria de la Tercera Mesa Redonda reúne los resultados de los análisis de esos investigadores sobre dicho proceso cultural, el cual por complejo y delicado- continúa siendo un tema vigente e interesante de investigación social.

Regresar







Regresar
  Universidad Autnoma de Yucatn
Centro de Investigaciones Regionales "Dr. Hideyo Noguchi"
Unidad de Ciencias Sociales
Dirección General de Desarrollo Académico