Hoy es: Lunes, 26 de Septiembre de 2022
inicio

Revitalizada la lengua maya,
pese a la globalización



 
 

A pesar de los fuertes combates de la globalización y de los poderosos grupos económicos, la lengua maya de Yucatán vive un importante proceso de revitalización y fortalecimiento, destacó Ramón Arzápalo Marín, del Instituto de Investigaciones Antropológicas (IIA) de la UNAM. Resaltó que ese modelo dominante no representa ningún riesgo para esa lengua, que cuenta con extenso vocabulario, compleja y armoniosa sintaxis, estructura semántica basada en una sólida lógica y principios matemáticos, así como variados estilos de expresión y géneros literarios. Además, posee elementos profundamente arraigados, materiales e intangibles, como la religión y las artes. “No sólo ha sobrevivido; se ha desarrollado, evolucionado y ha aceptado elementos extraños, que adaptó para seguir funcionando”, expresó.

      El filólogo universitario subrayó que la desigualdad en las relaciones sociales, basadas en las diferencias económicas que provoca la globalización, es la única amenaza al legado de este sector humano. “Es indispensable entender que todos los conjuntos, incluyendo a las etnias, viven intercambios, y los grupos indígenas no sólo de Yucatán sino de toda América Latina han nutrido de numerosos elementos culturales y lingüísticos al resto de la sociedad”, refirió.

      En la actualidad existen 900 mil hablantes de esta lengua. Sía principios del siglo pasado el porcentaje de usuarios era cercano al 11 por ciento de los yucatecos; en la actualidad es del siete. “No obstante, dijo, es necesario tomar en cuenta el tipo de método utilizado para los censos de población, ya que cuando éstos se refieren a hablantes, por lo general son monolingües de lengua indígena y muchos expresan su unilingüismo en español abiertamente, por los prejuicios sociales”. Además, en la península hay muchos bilingües con educación media superior y superior. En los últimos 25 años el número de mayas o sus descendientes en las universidades se ha incrementado. Son hablantes, pero no lo reconocen abiertamente.

      Arzápalo Marín consideró que además de retomarla en las familias, los yucatecos sienten orgullo al utilizar este recurso en público. “Ello se debe, en primer lugar, a sus enseñanza no sólo para quienes se expresan en español, sino en especial para los hablantes; hay escuelas bilingües, donde se enseña, sobre todo, a escribirlo”. También hay programas y noticias en mayas, transmitidas por radio y televisión, por lo menos es Mérida. Hay concursos regulares de canciones, que en los últimos años han tenido aceptación en toda la sociedad por su alta calidad. No son sólo las tradiciones de jaranas y bambucos o traducciones, sino composiciones originales, románticas y de contenido social.

      El integrante del Instituto de Investigaciones Antropológicas de la UNAM comentó que este renacimiento obedece a muchos factores, como el impulso que diversas dependencias gubernamentales le han dado a la programación en los medios electrónicos, la publicación de novelas, producciones literarias, concursos de bailes, danzas y melodías. Actualmente se estimula la promoción de los derechos lingüísticos. No obstante, son las comunidades indígenas las que han jugado un papel primordial en la concientización sobre su importancia en los últimos años. Para ellas significa una mayor conciencia de identidad. Lo paradójico es que en Yucatán no existe una ley indígena, como ocurre en Campeche y Quintana Roo.

      Arzápalo Marín indicó que en términos filológicos hay una familia mayense compuesta de 25 lenguas, una de las cuales es la derivación que se habla en ese estado; además del lacandón, itzá y mopán. Anteriormente, fueron variantes dialectales, y hace 500 años quizá constituían una sola; así como en una época el español, francés y portugués provinieron del latín. Añadió que aún dentro del maya yucateco hay diferencias entre lo que se conversa en el oriente y sur en la entidad, o en Campeche, aunque todas ellas son mutuamente inteligibles. Es como si un mexicano platicara con un argentino o un hispano.

      Indicó que las modificaciones son un fenómeno natural. Existen dialectos que no tienen contacto con otros, pero se van desgastando o enriqueciendo y además los hablantes se dispersan. Había grupos que se establecían cerca de los ríos y otros cruzaban la montaña, por lo que durante mucho tiempo quedaron separados por las sierras. Ambos hablaron tan diferente que después de cientos de años se volvieron lenguas distintas.

      Arzápalo Marín dijo que la escritura maya fue de las más sofisticadas de Mesoamérica, y quizá la más completa. Tiene una estructura compleja porque no utilizó un código sencillo, ya que posee más de 800 elementos o grafemas, y como medio de expresión se empleó un sentido literario y esotérico, en lugar del coloquial. Los idiomas europeos, como el castellano, requieren menos de 40 letras o carácteres. Su sistema escritural es más democrático, mientras que el maya es de naturaleza elitista, de mayor dificultad y artístico. Al contar con reglas complicadas, sólo se pueden descifrar de manera parcial algunos textos, que fuera de su relación tienen poco valor. No se puede hablar de interpretaciones totales y mucho menos de la comprensión completa de un texto, concluyó.

 

Boletín UNAM-DGCS-520
Ciudad Universitaria
Banco de Boletines
22 de julio de 2004

Profesor-investigador de la Unidad Académica de Ciencias Sociales y Humanidades UACSHUM-UNAM,Mérida.. Regresar





Regresar
  Universidad Autnoma de Yucatn
Centro de Investigaciones Regionales "Dr. Hideyo Noguchi"
Unidad de Ciencias Sociales
Dirección General de Desarrollo Académico