Hoy es: Lunes, 26 de Septiembre de 2022
inicio
Sequa y colapso de las ciudades mayas del Puuc

Toms Gallareta Negrn

 

 

Los resultados de varios estudios acerca del clima del mundo maya prehispnico, publicados en los ltimos cinco aos (Curtis et al. 1996; Hodell et al. 1995; Whitmore et al. 1996), han atrado nuevamente la atencin pblica respecto de una de las cuestiones que ms han intrigado a los visitantes de las zonas arqueolgicas. Por qu razones los antiguos mayas abandonaron la vida civilizada y dejaron que sus ciudades fueran tragadas por la selva? Fue este decline resultado de fenmenos naturales o se deriv de conflictos de ndole social, econmica o poltica.

    El colapso de la civilizacin clsica maya es una de las interrogantes que ms han cautivado al mundo occidental desde el redescubrimiento, durante el siglo XIX, de sus antiguas ciudades perdidas en las regiones tropicales de Mxico y Centro Amrica, por los viajeros John Stephens y Frederick Catherwood.

Las respuestas a este intrigante suceso han sido numerosas y han variado continuamente a travs del tiempo.

 

Mapa de la peninsula de Yucatn mostrando la ubicacin de los lagos en donde se cuenta con informacin paleoclimtica
 
Mapa de la peninsula de Yucatn mostrando la ubicacin de
los lagos en donde se cuenta con informacin paleoclimtica

    Los primeros grandes éxitos en el desciframiento de la escritura y el calendario maya fueron respecto del sistema numérico vigesimal y la forma de los jeroglíficos de los diferentes períodos con los que contabilizaban el paso del tiempo. en 1905, J.T. Goodman determinó la correlación entre los calendarios cristiano y maya. Diez años después, uno de los más insignes mayistas, Sylvanus G. Morley, inició una intensa búsqueda de monumentos con fechas calendáricas, en particular las llamadas Series Iniciales, como una estrategia para elaborar un marco de referencia para ubicar secuencialmente los principales eventos de la historia cultural maya.

Principales ciudades de la regin Puuc
Principales ciudades de la regin Puuc. Basado en: P. Gendrop y R. Pia Chan. Ilustro Malena Juarez.
Tomado de la revista Arqueologa Mexicana Enero-Febrero 1995 Vol.II Num. 11.

    Durante el siglo XIX y el inicio del XX, las razones que muchos estudiosos argumentaban que causaron el abandono de las metrpolis mayas eran de ndole catastrfica (es decir, terremotos, huracanes, epidemias, etctera). Al poner Morley en claro que la reduccin y cese en la elaboracin de monumentos fechados sucedi en un lapso temporal relativamente corto, entre los ao 790 y 889 d.C., se reforz la idea de que el fin de los mayas fue repentino. Al registrar y descifrar un gran nmero de inscripciones de diferentes regiones del rea maya, tambin Morley pudo darse cuenta de que exista un patrn en la distribucin espacial. El cese en la fabricacin de grandes edificios y monumentos artsticos, as como un descenso dramtico en la poblacin, sucedi primero en las subreas central y sur, mientras que la Pennsula de Yucatn al Norte, no slo continu estando habitada, sino que tanto las actividades constructivas como la poblacin parecan haberse incrementado. Estos patrones dieron bases a Morley para que propusiera la teora de que los mayas desarrollaron inicialmente un "Imperio Antiguo" en el Sur y que, posteriormente, a causa de alguna catstrofe repentina, se vieron forzados a migrar al Norte, donde levantaron un "Nuevo Imperio". Ahora sabemos que esto no sucedi as, ya que varios sitios mayas sureos continuaron floreciendo durante el siglo noveno. Esos centros parecen haber estado situados cerca de rutas comerciales acuticas o en zonas donde el cacao o algodn pudieron haber sido cultivados. Tambin el surgimiento de los grandes sitios de la regin Puuc, como Uxmal, Kabah, Sayil y Labn, y el florecimiento de Chichn Itz, ocurrieron al mismo tiempo que los sitios del Sur declinaban.

    Otro mayista de renombre internacional, cuya influencia fue tremenda a mediados del siglo XX, fue sir Eric J. Thompson. Siendo un magnfico escritor, sus obras han sido traducidas a un sinnmero de idiomas y se encuentran en una gran cantidad de bibliotecas del mundo, por lo que sus hiptesis acerca de la vida de los mayas continan siendo populares, aunque muchas de ellas ya han sido totalmente rebasadas.

 

Arco de Labn
Arco de Labná

     Este brillante arqueólogo, elevado de rango por la reina Isabel de Inglaterra debido a sus méritos académicos, era de la idea de que lo que había causado el abandono repentino de los grandes centros de población maya al final del período Clásico (600-900 d.C.) fue una revuelta social, en la que los campesinos se habían levantado en contra de los nobles y sacerdotes que los explotaban y obligaban a pagar tributo y a realizar trabajos forzados, aprovechándose de las creencias religiosas populares.

Con el paso del tiempo y un nmero mayor de sitios explorados y datos recuperados, las teoras que intentan explicar el decline de la civilizacin maya se han refinando continuamente. Las tendencias ms obvias han sido un abandono general de las explicaciones basadas en causas nicas en favor de teoras que combinan varios factores; tambin, ahora se considera que el cambio fue gradual y lento, y no tan dramtico y repentino como se supuso y populariz en los medios de comunicacin durante la poca de Morley y Thompson. Varios mayistas participaron en una conferencia en 1970 cuyo tema central fue el colapso de los mayas (Culbert 1973). Algunos de ellos enfatizaron las causas de carcter interno, es decir, que se desarrollaron la interior del territorio maya, como terremotos, huracanes, epidemias, sobreexplotacin de los recursos naturales, guerras civiles, etctera; mientras que otros tuvieron un punto de vista diferente, en el que se argumentaron razones orientadas externamente, como por ejemplo invasiones de extranjeros, cambios en las redes de intercambio comercial a larga distancia, entre otros.


Dios maya de la lluvia (Chaac), generalmente porta un hacha donde rompe cntaros para hacer llover. En ocasiones los reyes mayas de vestan como Chaac y tambin adoptaron su nombre como titulo nobiliario.

Los mayas se volvieron entonces mucho ms vulnerables a desastres que posiblemente bajo otras circunstancias no hubieran sido severos. El continuo incremento en la poblacin, la escasez de alimentos resultante y el aumento en las actividades constructivas, junto con otra serie de factores, pudieron entonces haber causado el colapso.

    Es durante la primera mitad de los 80 que se postul por primera vez la hiptesis de que ocurrieron cambios climticos, consistentes en el establecimiento de condiciones ms ridas y secas en las tierras bajas mayas y que estos cambios causaron el abandono de la vida civilizada. Sin embargo, las evidencias ms concretas al respecto se obtuvieron hace unos cinco aos, cuando fueron publicados los resultados de los anlisis de sedimentos tomados de los fondos de varios lagos de la regin maya. Los indicadores ms sensibles de cambios climticos, como son los restos de polen y las proporciones de oxgeno en las conchas de cientos moluscos (ostrcodos y gastrpodos), indicaron que las peores sequas de los ltimos 8000 aos sucedieron justo cuando las ciudades mayas de Guatemala comenzaron a declinar. Las fechas relacionadas con los eventos detectados en la columna de sedimentos fueron obtenidas por medio de anlisis de radiocarbn, practicados en materiales como concha, semillas y carbn, e indicaron que el rango temporal de aridez mxima, entre 800 y 1000 d.C., se aproxima mucho a las fechas obtenidas por Morley para el colapso clsico maya. Otros eventos climticos conocidos sugieren que este cambio fue regional. Sin embargo, el rea maya adems de extensa, no es homognea, por lo que es lgico que este cambio no afectara en la misma forma a todas las regiones de que se compone.

    Los resultados más recientes provienen de un lago ubicado en Quintana Roo, llamado Punta Laguna que, de acuerdo con expertos de la Universidad de Florida en Gainsville, es un "sitio" excepcional para investigaciones paleoclimáticas" debido a su alto grado de sedimentación. Esta cualidad permite obtener una mejor definición temporal de los depósitos que la obtenida en otros lagos previamente analizados. Las conclusiones de los estudios en Punta Laguna indicaron la repetición la repetición de eventos húmedos y secos con varias décadas de duración. Durante el período Clásico Maya (250-900 d.C.) dominó un clima relativamente seco, destacando lapsos extrema fechados en 585, 862, 986 y 1051 +/- 50 años d.C.

La segunda sequa (862 d.C.) coincide con el decline en la zona maya sur entre 800 y 900 d.C. El siguiente pico de condiciones secas (986 d.C.) parece coincidir tambin con las fechas en que tradicionalmente se considera fueron abandonados Uxmal y dems sitios de la Regin Puuc, al final del Clsico Terminal (800-1000 d.C.).

Palacio del Gobernador, Uxmal
Palacio del Gobernador, Uxmal

    Las reconstrucciones paleoambientales recientes indican que, al igual que sucede en la actualidad, las cosechas eran diezmadas por plagas, tormentas tropicales y sequas. Tambin muestran que se dio un incremento en la deforestacin durante los siglos previos, posiblemente como consecuencia de la apertura de un mayor nmero de campos de cultivo, para lea en los hogares y para obtener cal "viva" para la edificacin y preparacin de estuco de construcciones de mampostera. Parece entonces claro que existan otros factores que contribuyeron al colapso maya y que los cambios ambientales globales pudieron afectar incrementando los problemas ya existentes e inherentes al desarrollo socio-poltico maya.

En una civilización que enfrenta un sinnúmero de problemas, tanto externos como internos, la escasez de agua pudo incrementar sustancialmente la vulnerabilidad de numerosas ciudades clásicas mayas, causando, a final de cuentas la caída de la elite en el poder,el abandono de numerosos centros urbanos e importantes cambios económicos y demográficos.

La pregunta es, entonces, ¿qué tan severos tienen que llegar a ser los problemas internos de una civilización para que unos cambios climáticos relativamente menores sirvan de detonante para un colapso cultural generalizado?

 

Manera en que probablemente se cargaban los cntaros para extraer el agua de las grutas durante el periodo clsico maya

 
Cermica de la regin Puuc
Cermica de la regin Puuc

Aunque esta pregunta posiblemente sea imposible de contestar en muchos aos, lo que s sabemos es que si en alguna parte del rea maya a una sequa prolongada puede tener consecuencias extremas es en el Puuc. La regin serrana es una porcin triangular que ocupa parte de los estados mexicanos de Campeche y Yucatn (Kurjack y Garza 1981; Barrera Rubio 1995). Los suelos relativamente profundos de esta regin son muy buenos para la agricultura y horticultura, pero no existen fuentes superficiales de agua. Las cuevas profundas conteniendo cuerpos de agua, como Calcehtok, Loltn, Chac y Bolonchn, fueron los nicos centros de abastecimiento del lquido y focos de los primeros asentamientos permanentes durante el perodo Preclsico Tardo (300 a.C.-250 d.C. y el Clsico Temprano (250-600 d.C.). la implementacin de sistemas comunales para lacaptacin del agua de lluvia, como las aguadas o estanques artificiales (Huchim Herrera 1991) y domsticos, como los chultunes o aljibes subterrneos (Zapata Peraza 1989), permitieron a muchas comunidades colonizar y florecer en reas alejadas de las fuentes permanentes.

 

La población a partir de 600 d.C. empieza a crecer, pero es durante el período Clásico Terminal (800-1000 d.C.), éstos no han podido ser identificados. El aumento gradual en la población parece tener su origen en la planicie norte de Yucatán. La gran cantidad de sitios arqueológicos detectados en esta región con vestigios de fines del Clásico indican que, excluyendo la ciudad de Mérida, estuvo densamente poblada en el pasado como lo está actualmente. Esto sugiere que las poco profundas tierras de la planicie norte alcanzaron el límite de capacidad de sustentación desde antes del Clásico Terminal y que la ejecución de obras hidráulicas permitió la colonización de las regiones más secas del Puuc. Muchas zonas fueron tan dependientes de Chaac, el dios maya de la lluvia, que su representación en forma de máscara nariguda es muy común en la arquitectura Clásica Puuc.

 
Corte esquemtico de una casa de la regin serrana de Yucatn,
que muestra la ubicacin del clhutn o ajibe subterrneo

     De hecho, las inscripciones, la arquitectura y los materiales recuperados mediante excavaciones, indican que Oxkintok tienen vestigios de ocupacin que datan de principios del Clsico (Rivera Dorado 1992). En las inmediaciones de Uxmal existen tambin evidencias de ocupaciones tempranas, aunque la arquitectura e inscripciones indican que este importante sitio arqueolgico alcanz su mximo desarrollo y actividad constructiva entre los aos 900 y 950 d.C., durante el reinado del Seor Chaac. Este soberano fue el que mand edificar el Palacio del Gobernador y el Cuadrngulo de las Monjas, dos de las grandes obras maestras de la arquitectura maya, as como el Juego de Pelota (Kowalsky 1999). Otros dos grandes sitios son Nohpat y Kabah, ambos unidos a Uxmal por medio de un sacb o camino blanco. Uxmal se ubica en una posicin central y cerca de un rea de fracturas geolgicas a manera de depresiones del terreno, donde se acumulaba naturalmente el agua en poca de lluvias, que los antiguos mayas aprovecharon para transformar en aguadas.

     Una de las comunidades arqueolgicas mejor estudiadas de la regin serrana es Sayil. Las investigaciones indican que a ciudad cubra unos 3 1/2 km2, con una poblacin de aproximadamente 8000 -10 000 habitantes (Sabloff y Tourtellot 1991). Su ocupacin data casi exclusivamente del Clsico Terminal (800-1000 d.C.). Las ruinas de Labn son otro asentamiento arqueolgico que ha estado bajo estudio en los ltimos aos. Aunque de menores dimensiones que Sayil, es considerado por sus edificios y arreglo arquitectnico como uno de los sitios mas tpicos del Puuc.

 

Los tres niveles del Gran Palacio de Sayil
 

Los tres niveles del Gran Palacio de Sayil

     Labná se ubica en el lado norte de un pequeño valle circundado por colinas. El eje principal del asentamiento lo forma un camino blanco que une al Palacio, la principal construcción del sitio, con los conjuntos del Mirador y del Arco, que bordean la Plaza Principal. Alrededor de estas estructuras principales se localizan un sinnúmero de unidades domésticas, tanto en la parte plana del valle como en las colinas.

    El asentamiento continuo parece haber cubierto poco ms de 2km2. Los reconocimientos entre Labn y los sitios vecinos indican que estas reas intermedias contenan igualmente una buena cantidad de construcciones. Todo parece indicar que alrededor del ao 900 d.C. la zona de Labn se encontraba densamente poblada y que unos 50 aos despus la poblacin declin drsticamente. Al igual que en Uxmal, parece que hubo una gran inversin para la construccin y ampliacin de obras pblicas monumentales durante los ltimos aos, aunque como en el caso del Sacb, que es ms voluminoso que su predecesor inmediato, su acabado fue de mucha menor calidad. Algunos edificios como El Palacio parecen haber quedado en proceso de ampliacin. El ala oriental contiene varias habitaciones que carecen de techo y de pisos; el muro de retencin del basamento slo fue recubierto con sillares hasta cierta altura. Los reconocimientos indiciaron que varias casas no se terminaron de fabricar. Ciertas estructuras de mampostera que aparentemente quedaron inconclusas. Aunque algunas de ellas pudiera ser que fueron habitadas, de todas maneras el hecho de que nunca fueron ampliadas sugiere que sus habitantes tenan expectativas de seguir creciendo, pero nunca fueron alcanzadas.

Templo del Adivino, Uxmal
 

Templo del Adivino, Uxmal

     Es evidente que los habitantes de la regin serrana sufrieron antes de su abandono un perodo de estrs, posiblemente derivado de su precario equilibrio ecolgico, incrementado por las altas densidades de poblacin alcanzadas alrededor de ao 950 d.C., que los dejaron indefensos ante cambios adversos en el patrn de lluvias. En el caso de Uxmal, como mencionamos anteriormente, el Seor Chaac gast buena parte de sus recursos en un programa de construccin como nunca antes haba sido realizado en el Puuc, incluso es probable que en su intento por sobreponerse a lo inevitable haya adoptado un nuevo culto religioso enfocado en Kukulcn/Quetzlcatl.

Al agotarse los terrenos cultivables sin explotar, la válvula de seguridad que permitió sostener a la creciente población durante los siglos previos dejó de existir y los habitantes del Puuc quedaron en un estado de fragilidad tal, que una sequía continua de dos o tres años de duración pudo ser el detonante que diezmó a la población. Aunque mucha gente pudo refugiarse en principio en las zonas con fuentes acuíferas permanentes o de mayores dimensiones, cerca de las cuevas y las principales aguadas, la organización sociopolítica no pudo con la problemática, sufriendo un terrible golpe del cual no pudo jamás recuperarse.

Esto explicara el porqu esta rea no fue repoblada cuando posteriormente las condiciones cambiaron.

     La respuesta a la pregunta inicial acerca de los factores que causaron el colapso maya del Clsico es compleja y con mltiples facetas, pero en el caso de la regin Puuc parece que tenemos una situacin en el que el clima y el ambiente pudo y quiz jug un papel decisivo en el colapso y abandono final de una antigua civilizacin.

Arqueologo, investigador del Centro INAH-Yucatn

Texto tomado de: I'inaj Revista de Divulgacin del Patrimonio Cultural de Yucatn, INAH. Centro INAH Yucatn. 2000.


Bibliografia





Regresar
  Universidad Autnoma de Yucatn
Centro de Investigaciones Regionales "Dr. Hideyo Noguchi"
Unidad de Ciencias Sociales
Dirección General de Desarrollo Académico