Hoy es: Lunes, 26 de Septiembre de 2022
inicio  
 

 

 

 


Mayistas



Sylvanus G. Morley






Su ltima visita a Chichn en 1941.- Chenk, el oasis del inquieto arquelogo.- El impuso el nombre a la zona arqueolgica de Bonampak en 1947.- Guatemala lo colm de honores.- Por qu nadie ha tratado de hacer justicia pstuma a quien sac de la selva y de la indiferencia a Chichn para transformarla en lo que es hoy?

Luis A. Ramrez Aznar

     Para la elaboracin de este merecido homenaje a Sylvanus Griswold Morley o Vay, dos personas colaboraron como informantes del Sr. Luis A. Ramrez Aznar : doa Carmen Gmez Rul viuda de Barbachano Pen y don Alfredo Barrera Vsquez.

    Don Alfredo, abund en detalles muy interesantes sobre los ltimos aos de accin de Morley. Deca que cuando Villa Rojas y l, por recomendaciones de Morley fueron hasta Tusik para tranquilizar y orientar al capitn Concepcin Cituk, all andaban tensos porque hasta hablaban de declarar la guerra al general Melgar, porque sin la sensibilidad imperativa para estas situaciones, haba irrumpido con sus funcionarios, en las tierras mayas de Quintana Roo.

Dicen que van a otorgar certificados agrarios de propiedad de las tierras- habra dicho Cituk y Evaristo Sulub -pero ellos estn repartiendo lo que es de nosotros...

    La intervencin hbil e inteligente de Villa Rojas, quien vivi una buena temporada, con su esposa, all en Tusik, desde donde poda movilizarse a XCacal, Seor, y otros lugares importantes para sus estudios, y la oportuna entrevista de Barrera Vsquez con Melgar, allan el camino y evit, cuando menos, muchas tensiones. Yo recuerdo que fue Evaristo Sulub el ltimo de los reacios jefes mayas en disciplinarse, ya que en Dzul, en los aos veinte, hubo necesidad de enviar tropas federales en algunas ocasiones, y no fue nada agradable para las tribus mayas.

    Pero tampoco olvid que ciertos malos elementos de la Federacin de Cooperativas de entonces, cuando iban con sus arrias, armados, y con desplantes inaceptables para esa gente que viva su vida sin interferir con nadie, casi les arrebataban las marquetas de chicle. Fui un amigo del Cabo An (Anselmo Tamay) y del teniente Poot, porque 2 o tres aos hice negocios con ellos en el rea de Xyatil e Xpechil y otros sitios en la vieja ruta de Santa Cruz. Ellos eran obligados a aceptar vales por el chicle que entregaban, los tenan que ir a cobrar a Chetumal.

Pero volvamos a Morley

    Nuestro personaje lleg al ao de 1940 cansado. Decidi dar por terminados sus 17 aos de intenso, duro, valioso bregar en la cultura maya que tanto le apasion. Despus de ese ao slo hizo una visita ms a Chichn, en Diciembre de 1941 para servirle de gua a su hermano y hermana y un grupo de amigos de Santa F. No se sinti feliz, como lo confes despus. La nostalgia le aplast a tal grado que le falt valor para seguir viajando.

    Ya antes haba estado en la zona maya de Quintana Roo donde le hicieron verdaderos honores como reciprocidad a los que l tuvo para con los jefes que lo visitaron en Chichn. Le abrieron los brazos, le prepararon hospedaje, le consideraron como uno de los suyos... a Vay y su esposa Frances.

    Es curioso cmo Morley ya no quera volver a Chichn. A sus invitados les pona alguien que les acompaara. Si acaso, l acceda ir a Uxmal.

Chenk

    En la hacienda de Chenk, donde viva, estaba feliz. Estaba cerca de otras haciendas ya transformadas en aldeas. Cuando l estaba por ah, la seorial residencia, separada unos kilmetros de Mrida por psima carretera, tena un amplio prtico y habitaciones de techos altos, palmeras franqueaban la avenida del portal hasta la casa. Emprendi una serie de grandes obras de reconstruccin para hacer habitable el abandonado Chenk. Construy una chimenea e instal un sistema de agua mediante una bomba elctrica.

"Adrin Recinos deca que Morley se mostraba feliz en Chenk":

Sabe usted -comentaba Vay -la tranquilidad all; nada de telfono, una carretera terrible que cada ao empeora, y yo rodeado de libros y fotografas de mis queridas inscripciones mayas.

    Tena dos guacamayas que Frances criaba en la terraza, cuatro patos eran dueos del estanque de los lirios, tuvo dos perros policas que se llamaban Pop y Zip.

    Le servan dos trabajadores nativos: Pastor y Jirn. Morley trabaj los aos 1941 y 1942 en Uxmal donde hizo su ltima gran excavacin y comenz a investigar la cspide de la Gran Pirmide donde le ayud el inteligente dibujante Jos Esquiliano, de quien deca, posea una magistral mano para reproducir glifos y fachadas. El seor Esquiliano, recientemente fallecido, guard siempre gratos recuerdos de Vay. Sus trabajos podan compararse a los de Catherwood.

    La segunda guerra mundial tena ocupados a todos los cientficos, y Morley estaba dedicado a escribir. A principios de 1944 hizo su ltimo viaje largo a Guatemala y Honduras, pero ya utilizando los modernos medios de comunicacin. Tambin estuvo en Chiapas y Tabasco; en estos ltimos sitios acompaado de los Thompson. De bajada estuvieron atendidos en Campeche por don Alberto Ruz Lhuillier, quien los invit ( a l y Frances) a comer pmpanos en poc-chuc.

    Al regresar a Chenk, Morley fue sincero:

Ya no puedo a los 60 hacer lo que haca riendo a los 30. El espritu sigue firme pero la carne es dbil.

    Regres a Santa Fe en el verano; se recobraba del paludismo cuando sufri un sncope cardiaco en agosto de 1944. Pero fue un problema mantenerlo en reposo total. Tuvo que aprender a caminar lentamente, pero fue imposible que hiciera lo mismo cuando hablaba. En octubre, un examen mdico le reanim y volvi a Chenk.

    En 1945 estuvo en Tula y en 1947, aunque no fue parte de la expedicin formada por Ridder, Thompson, Rupert, Stromsvik y Tejeda con Villagrn a la cabeza del grupo Giles Healey que descubri los murales de Bonampak., pero Morley no se priv de irlos a ver y admirar, y fue l quien les impuso el nombre de Bonampak. Dijo Tejeda, que se haba propuesto el nombre de Aldred Maudslay pero Morley grit que ya tena el nombre del lugar Bonampak, o sea muros pintados...

    La ltima vez que vio Uxmal y la ltima que vio sus queridas ruinas mayas, fue en febrero de 1948. El ao siguiente estaba lista su jubilacin del Instituto Carnegie, pero Hewet lo pidi prestado para que dirigiera la Escuela de Arqueologa Americana de Santa Fe. Hasta que muri, era el director de esa escuela donde hizo ciertos cambios beneficiosos. Pero esto no lo esclaviz, ya que una gran parte en su trabajo en la escuela lo hizo de lejos, porque viajaba mucho a Mxico. En noviembre de 1947, haba ido a Chenk, y en mayo de 1948 volvi a Santa Fe, donde en agosto sufri un nuevo ataque cardiaco. Fue internado en el hospital de esa ciudad. Vivi tres semanas ms durante las cuales tuvo repetidas entrevistas con Kidder; y ateo irredento y definido, pidi al Arzobispo Byrne lo visitara y admitiera en la iglesia catlica. Sin duda que le reconfort espiritualmente en esa su recta final.

    El mircoles 1o. de septiembre de 1948, el secretario ejecutivo de la Escuela, Albert Ely ley el ltimo informe de Sylvanus Griswold Morley (Vay) porque al da siguiente, jueves dos, muri a las 7:20 de la maana. El lunes 6 se hicieron los servicios funerales en la catedral de Nuevo Mxico donde el Arzobispo Byrne celebr la misa de rquiem y pronunci un sentidsimo panegrico...

    Diecisis aos ms tarde, esto es, en febrero 18 de 1964, hubo en Tikal una emotiva ceremonia con el arribo de la hija de Morley y su nieta con autoridades estatales y arquelogos, entre los que estaba Eric S. Thompson. Se homenajeaba en la persona de su hija y nieta al inolvidable investigador. En un momento de la fiesta guatemalteca, la marimba toc la jarana yucateca... que todos lo huspedes puntearon.

    Es inexplicable cmo en Yucatn no se ha hecho tributo alguno a Sylvanus Morley. Fue l quien con un empeo inquebrantable en el ao de 1907 luch contra una serie de obstculos y adversidades hasta convencer al Instituto Carnegie de Washington y a las ms variadas autoridades mexicanas, para excavar e investigar en Chichn itz, hasta entonces en manos de saqueadores en gran escala por la indiferencia, negligencia o complicidad de quienes tenan a su cargo ese olvidado rincn de Yucatn, que hoy es un emporio turstico.

    Guatemala donde tambin hizo trabajos que lanzaron al mundo la importancia de la cultura maya, le hizo objeto de numerosos homenajes, entregndole diversas preseas.

    Una placa, su nombre a determinada sala de cultura , algn monumento en Chichn Itz... lo que fuera, porque muy pocos saban antes de esta serie de artculos inspirados por Roberth L. Brunhouse, como fue descubierto para los yucatecos y para el mundo Chichn Itz, y sobre todo, porque se sabe tanto de la historia de ese atractivo internacional. Tributos de reconocimiento honran a quienes los rinden.

    Como debiera hacerse con otros valiosos profesionistas y hombres de ciencia, que aportan parte de su vida para beneficio de Yucatn.

Podamos ofrecerle turquesas, como las que l descubri en el Templo de los Guerreros de Chichn, que conservaramos en el mosaico de nuestro afecto iluminado, pero preferimos darle el humilde testimonio del maz, uno de los smbolos de prudencia en nuestra tierra, y uno de los estmulos que el dios del viento recibe el Copn siempre que apunta el da y todo esta quieto alrededor. El concepto del sabio a quien no lloramos, disipa el dolor y la tristeza, con objeto de proyectar la luz con la que l pas por la vida, con la misin de llevar las semillas que cantan... (Rafael Heliodoro Valle, embajador de Honduras en los EU en el homenaje tributado a Morley despus de su fallecimiento).





Regresar
  Universidad Autnoma de Yucatn
Centro de Investigaciones Regionales "Dr. Hideyo Noguchi"
Unidad de Ciencias Sociales
Dirección General de Desarrollo Académico